El primer iPod murió ahogado

El primer iPod pereció sumergido en agua ante los ojos de unos atónitos ingenieros. Steve Jobs era conocido por su mal carácter cuando algo no le gustaba.

Durante el desarrollo del primer iPod los ingenieros y diseñadores trabajaban contra el reloj para hacer al dispositivo lo más portable posible reteniendo las características técnicas que se habían discutido tendría y manteniendo ese místico estilo estético que distingue a los productos de la manzana. Había un gran problema con el espacio físico en el prototipo del primer iPod y Steve Jobs no estaba conforme con el tamaño, “háganlo más pequeño” había sido el ultimátum que dio al equipo.

Cuando unas semanas más tarde volvieron y mostraron sus avances Steve agarró el iPod, caminó hasta una pecera que había en su oficina y arrojó el aparato al agua para que todos lo vieran. Los miró y calmado pero muy serio remató: “¿Ven eso? ¿Qué son? Burbujas, son burbujas. ¿Saben que significa? Que aún hay aire dentro. Háganlo más pequeño”.

Quienes contaron esta historia para la biografía del fallecido CEO de Apple dijeron que estaban shockeados cuando Jobs hizo eso con el prototipo, pero que a la larga entendieron que estaba intentando probar un punto. El dispositivo podía ser (y resultó luego ser) más pequeño.

Inspirados en http://soytecno.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s